Factura de la luz: Aprende a leer y calcular tu factura

En este artículo aprenderás que significan todos estos conceptos que aparecen en la factura de la luz, para poder entenderla mejor y saber de donde proviene cada cobro, además, te explicamos como calcular tu factura de la luz para que te hagas una idea de cuanto te cobrarán, te damos consejos para ahorrar en tu factura de la luz, y de que maneras puedes abonar tu factura.

¿Cómo leer una factura de la luz?

Entender una factura de la luz es importante para poder gestionar mejor tus gastos energéticos. La estructura de la factura incluye diversos conceptos que muestran los costes de la energía consumida, la potencia contratada, y los equipos en alquiler, además de varios impuestos aplicados.

Con los cambios recientes y las variaciones en las tarifas, es importante saber interpretar cada sección para optimizar tu consumo y adaptar tu contrato a tus necesidades reales, para así no pagar de más y solo por lo que necesitas.

  1. Datos de la factura
  2. Datos del cliente y punto de suministro
  3. Resumen de la factura: Aquí encontraremos un resumen del precio final a pagar, más adelante, se nos ofrecerá una versión más detallada del importe a abonar de tu factura de luz.
  4. Datos de pago
  5. Información del consumo eléctrico: Esta sección ofrece detalles sobre el consumo eléctrico, incluyendo lecturas del contador para períodos actuales y anteriores, y comparativas de consumo mensual y anual. La lectura del contador permite a las comercializadoras saber el consumo exacto y así cobrarte el valor correspondiente. Los usuarios sin contador digital deben proporcionar sus lecturas manualmente para la facturación.
  6. Datos del contrato: En este apartado encuentras diversos datos sobre el contrato, entre los que destacan la tarifa y la pótencia contratadas, el código CUPS, su comercializadora y distribuidora y la fecha de finalización del contrato.
  7. Detalle de la factura: Aquí encontraremos una explicación más amplia de dónde procede el importe de nuestra factura de la luz.
  8. Destino del importe de la factura: En este apartado se te muestra en un gráfico que cuantía de dinero de tu factura de luz va destinada a impuestos, a la producción de electricidad y los costes regulados.


factura de la luz parte frontalfactura de la luz parte trasera
Dentro del punto número 7, detalles de la factura, encontramos varios conceptos:

  • Término de potencia: El importe por potencia contratada es el coste fijo por la potencia contratada, que varía si tienes más de una potencia contratada en tu tarifa. Cabe recalcar que este es un gasto fijo, hayas consumido luz o no en ese periodo. Es por esta razón que si tienes en posesión una segunda vivienda, a pesar de no consumir luz en varios meses, sigues recibiendo facturas de una cantidad menor de dinero. Además este precio varía en función de si es para tu hogar (5-10kW), o para tu local (15kW o superior).
  • Término de consumo: El importe por energía consumida es lo que pagas por la electricidad que consumes, calculado en base al kilovatio/hora(kWh) y puede variar según la hora del día en tarifas con discriminación horaria. Este es un gasto el cual solo te cobraran en caso de que consumas luz. La estructura de este concepto varía en función de en que mercado (libre o regulado) tengas la luz contratada.
En el caso del mercado regulado, obligatoriamente tu factura estará dividida en 3 tramos de discriminación horaria (punta, llano, y valle).
Por otra parte, en el mercado libre, está la opción de escoger precio estable o bien discriminación horaria, a escoger entre dos y tres tramos.
  • Alquiler de equipos: Un coste fijo mensual por el alquiler del contador si no es de tu propiedad. El precio del alquiler es establecido por el Gobierno, y varía en el rango de 0.81€/mes y 1.36€/mes. Esto depende de si posees un contador monofásico o trifásico. Por otro lado, está la opción de comprar uno, pero el precio para un contador digital oscila entre los 90 y los 200€.
  • Impuestos: Incluye el IVA, que ha tenido cambios recientes, volviendo este 1 de marzo del 2024 al 21%, y el Impuesto sobre la Electricidad, el cual de momento se situa en un 2.5%, pero que este 1 de abril del 2024, incrementara en un 1.3%, situandose en un 3.8%, y el 1 de julio de 2024 recuperará su valor original del 5.11%, ajustado también en las últimas regulaciones.

IVA en Canarias y Ceuta y Melilla

En vez del IVA, en Canarias se aplica el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) del 7% al precio del alquiler del contador, y por otro lado, en Ceuta y Melilla se aplica el Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación (IPSI) del 1%.

  • Peajes de acceso y otros cargos: Estos son costes regulados por el Gobierno destinados a cubrir los gastos de mantenimiento de la red eléctrica y otros conceptos como la financiación de las renovables. Algo así como un impuesto que pagas por el uso de la red eléctrica y para que la luz te llegue a tu casa.

¿Cómo puedo calcular mi recibo de la luz?

Para poder hacer cálculo estimado del precio de tu factura eléctrica, es necesario realizar un cálculo con los conceptos explicados en el apartado superior.

A continuación, te dejaremos el procedimiento y, posteriormente un ejemplo sobre cómo calcular el coste de la factura de la luz, considerando tanto los términos de potencia y consumo, así como los impuestos y el alquiler de equipos.

Este procedimiento te facilitará el entendimiento de cómo se compone la factura, de la misma manera que te permitirá verificar que el montante que te hayan cobrado sea el correcto.

Para el ejemplo vamos a usar estos valores:

✔️ Término de potencia: Punta y valle (0.068356 €/kWh al día)
✔️ Término de energía: Punta (0.269793 €/kWh al día) / Llano (0.211751 €/kWh al día) / Valle (0.190516 €/kWh al día)
✔️ Consumo kWh al mes: 250 kWh
✔️ Potencia contratada: 6 kW en ambos tramos
✔️ Facturación: Es una tarifa PVPC, así que será mensual (30 días)

  1. Calcula la potencia facturada: PF = kW contratados * precio kW/día * los días facturados
    Punta: 6 kWh * 0.068356 €/kWh * 30 = 12.30€
    Valle: 6 kWh * 0.068356 €/kWh * 30 = 12.30€
    Potencia facturada total = 24.60€
  2. Calcula la energía facturada: EF = kWh consumidos * precio por kW/h
    Punta: 40 kWh * 0.269793 €/kWh = 10.80€
    LLano: 120 kWh * 0.211751 €/kWh = 25.41€
    Valle: 90 kWh * 0.190516 €/kWh = 17.15€
    Energía facturada total = 53.36€
  3. Aplica el Impuesto sobre la Electricidad: IEE = porcentage en vigor * (potencia facturada + energía facturada)
    0.025 * 77.96€ = 1.95€
  4. Añade el coste del alquiler del contador: AC = precio alquiler día * días de facturación
    0.027 €/día * 30 días = 0.81€
  5. Cálculo del IVA: IVA = porcentage en vigor * suma total de los conceptos anteriores
    0.21 * (77.96 + 1.95 + 0.81) = 16.95€
  6. Suma todos los resultados para obtener el importe total: potencia facturada + energía facturada + IEE + alquiler del contador + IVA
    24.60€ + 53.36 + 1.95 + 0.81 + 16.95 = 97.67€

¿Cómo reducir el precio final de la factura de la luz?

Reducir el precio de tu factura de luz es posible tomando medidas simples y cambios estratégicos en tus hábitos de consumo y en tu contrato de luz. Desde ajustar la potencia contratada a aprovechar las tarifas con discriminación horaria, cada acción cuenta para lograr un mayor ahorro. Además, el uso eficiente de electrodomésticos y una cuidadosa selección de los mismos puede marcar la diferencia en tu recibo mensual.

  • Ajusta la potencia eléctrica contratada para que se adecue a tus necesidades reales, lo cual puede suponer un ahorro significativo.
  • Opta por tarifas con discriminación horaria o tarifas planas si tus hábitos de consumo se alinean con estas opciones.
  • Realiza una comparativa de tarifas entre diferentes comercializadoras y elige la que ofrezca el mejor precio según tu patrón de consumo.
  • Reemplaza las bombillas halógenas por LED para reducir el consumo en iluminación.
  • Utiliza electrodomésticos de alta eficiencia y usa los programas de lavado entre 40º y 60º para ahorrar en calefacción y lavado.
  • Evita el modo ‘stand by’ apagando completamente los dispositivos cuando no estén en uso.
  • Mantén un control eficiente de la calefacción y el aire acondicionado, programándolos de manera inteligente para optimizar su uso.

Consejos adicionales para un ahorro aún mayor:

✔️ Programar electrodomésticos durante las horas de menor coste energético: Poner la lavadora o el lavavajillas durante las horas de menor coste (en caso de una tarifa con discriminación horaria).
✔️ Aislar correctamente tu vivienda para mantener la temperatura interior: Por ejemplo, bajando las persianas en habitaciones en las que su uso sea irregular para mantener el calor en invierno, o en verano para que no se escape el aire acondicionado.
✔️ Mantener la nevera alejada de fuentes de calor y dentro del rango de temperatura recomendado: Esto ayudara a que la nevera no tenga que gastar energía extra para enfriarse por dentro.

Ahorra 250€/año en tu factura de la luz

Servicio gratuito- Disponible de Lunes a Viernes de 9 a 20h

Servicio gratuito

¿Cada cuánto tengo que pagar la luz?

La frecuencia con la que debes pagar tu factura de luz varía principalmente según el tipo de tarifa que hayas elegido y de la compañía con la que tengas contratado el servicio.

Si estás en el mercado regulado con una tarifa PVPC, recibirás tus facturas mensualmente. En cambio, si optas por una tarifa del mercado libre, el ciclo de facturación es generalmente bimensual, aunque muchas compañías ofrecen la opción de ajustar este período a mensual si así lo prefieres.

Independientemente de tu elección, la facturación electrónica te permite acceder a tus facturas de gas o luz en cualquier momento y solicitar cambios en el ciclo de facturación directamente desde el área de clientes de tu comercializadora.

Métodos de pago para abonar mi factura de la luz

Pagar tu factura de luz es una tarea que puede sonar complicada pero que realmente es algo sencillo gracias a la variedad de métodos de pago disponibles, adaptándose a las necesidades y preferencias de cada usuario. Desde la comodidad de la domiciliación bancaria hasta las opciones digitales y presenciales, las compañías eléctricas ofrecen diferentes alternativas para que nunca se te olvide pagar la factura de la luz, y así evitar cortes de luz por impago y que además puedas gestionar tus pagos de la manera que te sea más conveniente.

  1. Domiciliación Bancaria: Proporciona tus datos bancarios a la comercializadora y ellos se encargarán de cobrar automáticamente el importe de tu factura.
  2. Pago Online: Utiliza el área de clientes o la página web de tu compañía eléctrica para pagar tu factura mediante tarjeta de crédito o débito.
  3. Transferencia Online o Pago en Cajeros: Realiza una transferencia directamente desde tu banco o acude a un cajero automático asociado para abonar tu factura.
  4. Pago por Teléfono: Algunas compañías permiten el pago de facturas mediante una llamada telefónica, utilizando tu tarjeta de crédito o débito.
  5. Pago Presencial: Aunque menos común, puedes pagar tu factura en persona en oficinas bancarias, sedes de la compañía, o incluso en oficinas de Correos.
  6. Bizum: Un método innovador que algunas comercializadoras ofrecen para pagar tu factura desde el móvil de forma rápida y segura.

Si todavía te parece complicado, te ayudamos con tus trámites de luz y gas

Servicio gratuito- Disponible de Lunes a Viernes de 9 a 20h

Servicio gratuito

Actualizado el 12 Jun, 2024

redaction Redacción del Comparador de Luz
Redactor

Alex Páez Jiménez

Redactor Energía